Día mundial del turismo

Tal día como hoy, hace 45 años, se firmaban los estatutos de la Organización Mundial del Turismo (OMT). Nueve años más tarde, en Torremolinos, en la que sería la tercera reunión de esta organización, se instauró el día 27 de septiembre como «Día mundial del turismo», y así se ha venido celebrando desde el año 1980 en adelante.

Que una fecha tan señalada se fijara en la localidad malagueña más turística de España resulta lógico: Torremolinos es un referente del turismo internacional y seguramente uno de los pueblos más conocidos en Alemania o Reino Unido.

Pero el turismo que representa Torremolinos, una población cuya historia puede remontarse al siglo XV pero que hoy se conoce exclusivamente por sus masificadas playas y chiringuitos, es sólo un ejemplo de los distintos tipos de turismo que existen: el de sol y playa. Y hay ejemplos mucho más evocadores de este turismo tan poco sostenible, como serían Salou, Benidorm o Lloret de Mar.

Por suerte existe otro tipo de turismo, uno más acorde con los principios que inspiran la Asociación Española de Mototurismo. Un turismo sostenible, rural, que pretende revalorizar la arquitectura tradicional, la gastronomía local, las costumbres populares y los parques naturales de nuestro país. Y en el caso de AEMOTUR, haciéndolo sobre nuestras motos, vehículos idóneos para conocer y sentir en primera persona el encanto que guardan los pueblos recónditos, aquellos a los que nunca llegaríamos en coche salvo que nos perdiéramos y que son, una vez que los conoces, los lugares en los que te encantaría perderte.

Priego

Desde AEMOTUR pretendemos impulsar este turismo cercano a las personas y a los pueblos, que fomente la economía rural y proclame en voz alta que España tiene historia, arte y gastronomía como para no necesitar tantos kilómetros de un litoral que, sin duda, sería mucho más bonito sin estar plagado de hoteles.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.